Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 11-09-2014

BLOG / La mayoría de apps de nutrición y hábitos saludables no son útiles ni seguras

Una revisión realizada por profesionales en nutrición de la Universidad Complutense de Madrid concluye que la mayoría de apps de nutrición y hábitos saludables no son útiles ni seguras.

Con las nuevas redes de comunicación hay exceso de información que llega a los usuarios, y decimos exceso porque no toda la información a la que se puede acceder es buena. Todos sabemos que en internet hay tanto bueno para aprender como malo para desinformarse, y algo parecido está sucediendo con los recursos que se están ofreciendo a través de los teléfonos móviles, las App o aplicaciones para estos dispositivos.

Hay aplicaciones informáticas para móviles de todo tipo, y entre ellas se encuentran las dedicadas a la nutrición. Conscientes de ello, tres nutricionistas de la Universidad Complutense de Madrid han realizado una revisión y estudio titulado ‘Aplicaciones móviles en nutrición, dietética y hábitos saludables; análisis y consecuencia de una tendencia al alza', los autores son Ismael San Mauro Martín, Miguel González Fernández y Luis Collado Yurrita.

Hay aplicaciones móviles gratuitas y de pago para los distintos tipos de teléfonos móviles inteligentes, los denominados smartphones, en sus respectivas tiendas o stores, las dedicadas a la nutrición y a los hábitos saludables pueden estar hechas por profesionales (y las hay mejores y peores), pero también las hay hechas por desarrolladores de App que han tomado la información de algún lugar... se estima que hay más de 5.400 Apps en la categoría ‘diet and fitness', según explican los autores del estudio.

El caso es que en la revisión sobre aplicaciones móviles dedicadas a la nutrición capitaneada por Ismael San Mauro, se han valorado un total de 95 Apps (además de las revisadas en los estudios de investigación) y la conclusión es que la mayoría no son útiles ni seguras, y el 51'57% son de baja calidad. No obstante, consideran que si este tipo de software se mejoraran y se normalizaran (algo complicado), podrían resultar de gran utilidad tanto para el sistema sanitario como para cualquier usuario.