Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 02-06-2014

BLOG / ¿Cuánto ejercicio físico tenemos que hacer a la semana para estar sanos?

Las autoridades sanitarias insisten cada vez con más fuerza en la importancia que tiene hacer ejercicio físico moderado con frecuencia. No sólo porque ayude a combatir el sobrepeso, sino también porque es bueno para la salud en su conjunto. Y es algo que muchos no nos tomamos en serio.



Según explicó el catedrático de actividad física y salud de la Universidad de Zaragoza José Antonio Casajús, en la I Jornada de Hábitos de Estilo de Vida Saludable organizada por El Confidencial, "siendo optimistas más del 50% de la población es sedentaria". Se trata de una cifra altísima, que puede explicar en parte por qué en España más de la mitad de la población adulta y el 44% de la población infantil padecen sobrepeso.

Si queremos estar sanos, ¿cuál es el mínimo de ejercicio físico que debemos hacer a la semana? ¿Y de qué intensidad? Es una pregunta que ha preocupado durante mucho tiempo a los estudiosos de la materia y a la que se ha llegado a un cierto consenso (algo que no ha ocurrido en lo que respecta a la nutrición).

Un mínimo de ejercicio

Según las recomendaciones actuales, apoyadas tanto por EEUU como por la UE, un adulto sano debe hacer a la semana al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada, esto es, como poco, andar rápido o montar en bicicleta. Los expertos recomiendan, además, dividir este tiempo en 30 minutos, cinco días a la semana. No parece demasiado tiempo, pero según explicaba Casajús, "la gente que hace 30 minutos al día de ejercicio tiene una protección frente a las enfermedades no trasmisibles de un 30%". Una cifra que aumenta si, en vez de andar, realizamos un entrenamiento pautado. "En la gente que hace ejercicio físico planificado esta protección se eleva casi en un 50%", asegura el catedrático.


Siguiendo estas recomendaciones, asegura el investigador del ejercicio de la Clinica Mayo Michael J. Joyner en el New York Times, la mayoría de las personas quemarán unas 1.000 calorías a la semana. Si a esto le añadimos, además, la actividad física que realizamos de forma no planificada (ir andando al trabajo, subir escaleras, pasear al perro...) quemaremos unas 2.000 calorías a la semana. Según Joyner, una vez alcanzada esta cifra, es positivo hacer más ejercicio, pero "los beneficios para la salud añadidos se estabilizan pasada esa cifra".

Los niños deberían hacer más ejercicio, concretamente el doble: al menos una hora al día.

 

Fuente: elconfidencial.com