Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 26-01-2014

BLOG / Dieta y ejercicio revierten 80% de posibilidades de diabetes

Con dieta y ejercicio se pueden tratar hasta en un 80 por ciento los casos de prediabetes, que es el paso previo al padecimiento, señaló el director de la Unidad de Investigación Social Epidemiológica y de Servicios de Salud (UISESS), del IMSS en Jalisco, Javier García de Alba García.

El investigador del IMSS en Jalisco destacó que el chequeo frecuente de niveles de glucosa en sangre, resulta muy útil en la detección de la prediabetes y explicó que cuando una persona tiene entre 100 y 124 miligramos de azúcar en sangre está en fase prediabética.

"Si tiene 100 miligramos de azúcar en sangre es cuando su páncreas empieza a fallar en un uno por ciento, y cuando llega a 124 (miligramos de glucosa circulante) significa que la falla de dicho órgano es ya de un 49.4 por ciento", dijo.

Sin embargo, destacó, "aquí en la unidad, hemos comprobado que con dieta y ejercicio esto puede revertirse y evitar que la persona se vuelva diabética, pero debe ser una responsabilidad compartida y muy estricta".

El experto hizo referencia a la pobre o nula importancia que la población en general da a dos aspectos fundamentales: la alimentación y la actividad física, como precursores importantes en el desarrollo de sobrepeso y obesidad, considerados estos últimos, determinantes en la aparición de diabetes y otras enfermedades.

Refirió que en lo que a la alimentación se refiere, la dieta de los mexicanos es de tres a cuatro mil calorías, contra las mil 500 a dos mil recomendadas por día y peor aún, señaló, ese consumo hipercalórico perdura a lo largo de la vida, a pesar de que con el paso del tiempo, el metabolismo no es tan eficiente.

Añadió que este exceso se evidencia en los resultados que arrojó la Encuesta Nacional de Nutrición del 2012, donde el 73 por ciento de las mujeres tiene sobrepeso u obesidad, mientras que en el hombre el porcentaje llegó al 70 por ciento, es decir, tres cuartas partes de los mexicanos están excedidos de peso en menor o mayor grado.

Destacó que si bien en el IMSS, a lo largo de sus 70 años, se han mantenido esfuerzos para mejorar la salud y el bienestar de su población derechohabiente, en los últimos años se ha dado énfasis a la importancia de una buena alimentación, rica en vegetales, así como a la práctica diaria de al menos 45 minutos de ejercicio.

Con lo anterior, se podría llegar a generaciones libres de factores de riesgo en el desarrollo de las citadas enfermedades crónico degenerativas, que además de la diabetes, incluyen a la hipertensión y a la propia obesidad.

Insistió en que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo no sólo para diabetes mellitus, sino para hipertensión, cáncer, artritis y para toda una serie de problemas.

"La grasa acumulada en el cuerpo produce un estado de inflamación generalizada, que incluye a las arterias y vasos sanguíneos pequeños como los que irrigan a órganos vitales: riñón, corazón, ojos, haciendo que éstos se desgasten y mal funcionen", apuntó.

Por lo anterior, afirmó, no es raro ver a personas jóvenes con infartos o con insuficiencia renal y ceguera, y más aún, con estrés oxidativo, el cual se traduce en una edad metabólica que frecuentemente duplica la edad cronológica de las personas.

Refirió que el efecto del estrés oxidativo en el organismo llega a niveles tales, que una persona de 30 años de edad, llega a tener 70 y 80 años desde el punto de vista metabólico, de ahí la importancia de procurar cambios en la alimentación y la actividad física que reviertan esta tendencia, "la prevención es el camino", indicó.

 

Fuente: elsiglodetorreon.com.mx