Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 29-08-2015

BLOG / ¿Por qué engordamos? Razones científicas que nos explican esos kilos de más

Es la eterna pregunta para muchos. Engordar no sólo tiene una causa, sino muchas. La obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial donde aumentamos de peso a expensas del tejido graso. Cuando decimos multifactorial, incluimos muchos factores como la genética, la alimentación, la actividad física y los hábitos de vida, que van a condicionar que nuestro cuerpo engorde, se mantenga o adelgace.

Engordamos porque día a día el consumo excesivo de calorías y la inactividad física hace que nuestro cuerpo acumule aquello que no le hace falta. En general, todo aumento de peso corresponde a un desequilibrio energético entre los aportes calóricos y el gasto del organismo. La ecuación es simple: cuanto más comemos y menos quemamos, ¡más engordamos!.

¿Pero qué pasa en una persona con problemas de obesidad?

SOMOS ORGANISMOS VIVOS, COMPLEJOS Y DIFERENTES, donde interaccionan señales nerviosas centrales y periféricas. Las señales centrales se refieren a las ubicadas en el cerebro y están conformadas por dos núcleos, el núcleo del hambre y el núcleo de la saciedad. Las señales periféricas provienen del resto del organismo, envían mensajes al cerebro y estimulan a estos núcleos para consumir o dejar de ingerir alimentos.

En condiciones normales, el tejido graso produce la hormona llamada LEPTINA, que es una señal periférica que en el cerebro estimula al núcleo de la saciedad e inhibe el hambre. En las personas obesas hay mucha leptina pero no acciona porque hay resistencia a ella, entonces siempre está activo el centro del apetito y se activa el hambre.


¿De dónde proviene la ingesta de calorías?

La ingesta calórica viene directamente de la comida y bebida que tomas. Las calorías vienen proporcionadas por los siguientes nutrientes:

  • Proteínas: Nos aportan 4 Kcal/gramo.
  • Carbohidratos: Nos aportan 4 Kcal/gramo
  • Grasas: Nos aportan 9 Kcal/gramo

Las Vitaminas, Minerales, Fibras y Agua no proporcionan calorías y por lo tanto no influyen directamente en el peso.

Las calorías que entran a tu cuerpo no sólo la proporcionan el desayuno, el almuerzo y la cena (también llamadas comidas principales), sino también todo aquello que comas o bebas durante todo el día y la noche. Es habitual encontrarnos con personas que afirman que apenas comen durante las comidas, pero sin darse cuenta consumen entre horas productos muy calóricos que ocupan muy poco espacio en un bolso o en el escritorio de la oficina. Las bebidas, aparte del agua, pueden ser también muy calóricas puesto que se pueden tomar grandes cantidades sin apenas enterarnos.


¿De qué depende el gasto energético?

Depende de muchos factores:

  • Peso corporal: mantener un cuerpo grande es más costoso energéticamente.
  • Ejercicio físico: La vida sedentaria consume menos calorías que la vida activa.
  • Clima: Los climas fríos o de altura requieren un mayor consumo energético
  • Enfermedades o accidentes graves: Hacen aumentar las necesidades energéticas.
  • Sexo: Las mujeres necesitan menos calorías para mantenerse que los hombres.

La grasa que acumulamos es energía de reserva y funciona de la siguiente manera: Si le metemos al cuerpo más energía (en forma de alimentos) que la que se gasta (con las actividades diarias y el ejercicio) aumentan los depósitos de grasa. Para engordar 1 kilo de grasa necesitamos acumular 7.000 calorías de más. Por 100 cal diarias que nos pasemos (que pueden ser 25 g de alguna galleta de chocolate, un bocadito) o 100 cal diarias que no quememos, por 100 días son 10.000 calorías...o sea que en 3 meses tendremos 10 mil calorías de exceso, 10 mil calorías es un kilo y medio en tres meses. En 30 meses (casi 3 años) ya serian 10 kilos de más, ¿entienden el problema?


Definiendo entonces las Causas del aumento de peso

Las causas del aumento de peso no tienen por qué ser sólo alimentarias y referentes al gasto energético, sino que pueden resultar de la acción de varios factores. El 95 % de los problemas de obesidad obedecen a causas primarias y el 5 % a causas secundarias. Ya les explico esto.

Las causas primarias están representadas por una interacción entre los GENES, que establecen el escenario de la obesidad y el AMBIENTE que determina la magnitud del problema.


Factores Genéticos:

Existen más de 600 genes que pueden favorecer el aumento de las células grasas, de manera que, tener tendencia a engordar, ¡es hereditario! Así, un niño tiene un 15% de riesgo de ser obeso si ninguno de sus padres presenta exceso de peso, pero un 40% si uno de sus padres presenta exceso de peso, y un 80% si sus dos padres presentan exceso de peso. Así que, ¡Mantengamos nuestro peso saludable aunque sea por nuestros hijos!


Factores Ambientales:

Entre los factores ambientales tenemos:

  • La sobrealimentación y la inactividad física son los principales contribuyentes a la obesidad en todos los grupos de edad. Estas dos condiciones determinan un ambiente propicio para el desarrollo de la obesidad, denominado: "ambiente obesogénico", es decir aquel que promueve el sobre consumo calórico de alimentos procesados ricos en grasa y carbohidratos (comidas rápidas o chatarra), bebidas azucaradas y la inactividad física, ya que cuanto menos nos movemos, menos energía gastamos y más nos cuesta mantener un peso estable.
  • La infección: Desde hace unos años atrás viene planteándose la posibilidad de que la obesidad en algunos sujetos pudiera tener un origen infeccioso. Según estudios, la presencia de anticuerpos contra el adenovirus 36 es tres veces más frecuente en sujetos obesos que en no obesos.
  • Fármacos: Algunos medicamentos (antidepresivos, hormonas femeninas, corticoides...) hacen ganar peso, mientras que otros pueden frenar el adelgazamiento.
  • Abandono del tabaquismo: Si dejaste de fumar hace poco, es posible que hayas subido algunos kilos, ya que la nicotina interviene en el control del apetito a nivel del cerebro, estimula la saciedad y disminuye el hambre, esto genera un incremento de aproximadamente 2 Kg en los primeros seis meses, posteriormente tiende a estabilizarse.
  • Estrés: Factores estresantes prolongados resultan en una alteración hormonal que produce obesidad de tipo abdominal.
  • Déficit de sueño: La falta de sueño produce modificaciones endocrinas que favorecen el hambre y la ganancia de peso corporal.
  • Temperatura: La incorporación del aire acondicionado ha derivado en que nuestro organismo emplee menos calorías en enfriarse o calentarse, lo cual disminuye la oxidación de los depósitos grasos.
  • Maternidad tardía: Por razones poco claras, los hijos de madres mayores tienden a desarrollar sobrepeso u obesidad con mayor facilidad que los hijos nacidos de madres más jóvenes.
  • La alternancia del trabajo de día a noche: es difícil adoptar una alimentación sana y regular cuando no se vive al mismo ritmo que los demás. Un estudio a enfermeras de noche ha demostrado que el riesgo de ganar más de 5 kilos en 10 años de trabajo es dos veces superior al de sus colegas de día.
  • Algunas fases de la vida: Los cambios hormonales de la pubertad, los embarazos y la menopausia favorecen el aumento de peso en las mujeres.
  • Los cambios del modo de vida: Interrupción o cambio de trabajo, jubilación, mudanza, defunción de una persona cercana, rupturas sentimentales. Acontecimientos que al influir sobre el ánimo y las costumbres pueden provocar perturbaciones en el peso.

Causas Secundarias

En general, la obesidad secundaria es bastante infrecuente y habitualmente se relaciona con síndromes, mutaciones genéticas y con desórdenes endocrinos (hipotiroidismo, hipercortisolismo) que repercuten en el peso y necesitan un estudio médico y un tratamiento adaptado. ¿Leyeron bien? Dejen de culpar a la pobre tiroides del problema del sobrepeso. Solo puede aparecer alterada en un 5% de los casos y no todas las personas hipotiroideas cursan la enfermedad con aumento de peso.

Hoy en día, el tratamiento de Obesidad es un proceso difícil que deben enfrentar los pacientes y que comienza por un diagnóstico adecuado, realizado por un Médico Especialista en Obesidad. Se habla de "diagnóstico adecuado", porque todo paciente presenta diferentes formas de obesidad y cada una de ellas presenta variantes dependiendo de la carga genética y la influencia del ambiente sobre él. De allí la importancia del médico especialista en descubrir cuáles son las causas del sobrepeso u obesidad, cuáles son los factores modificables y cómo deben enfrentarse. Para resolver un problema es importante detectar qué lo causó, ¿no?