Bonos amigoNutricionistas onlineDietas online
Publicado el 17-11-2014

BLOG / Comida casera, el principal ingrediente de una dieta sana

Cocinar contribuye a consumir menos carbohidratos, menos azúcar y menos grasas.

Las personas que a menudo cocinan sus comidas en casa comen de forma más saludable y consumen menos calorías, que aquellas que cocinan menos, según un nuevo estudio de la Escuela Bloomberg de Medicina Pública de Johns Hopkins.


"Cuando las personas cocinan la mayoría de sus comidas en casa consumen menos carbohidratos, menos azúcar y menos grasa que aquellas que cocinan menos o que no cocinan, incluso si no están tratando de bajar de peso", asegura la investigadora Julia A. Wolfson, autora principal del estudio.

Los hallazgos también sugieren que aquellos que cocinan frecuentemente en casa -seis a siete noches a la semana- también consumen menos calorías en las ocasiones en que comieron afuera.

Los resultados del estudio serán presentados hoy en la reunión anual de la Asociación Americana de Salud Pública y será publicado en la revista "Public Health Nutrition".

Para llevar adelante la investigación, Wolfson analizó los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Estados Unidos 2007-2010, que incluyó más de 9.000 participantes de 20 años y más.

La encuesta hizo preguntas detalladas sobre qué comieron los participantes durante un período de 24 horas junto con otras conductas alimenticias tales como si habían consumido "comida rápida" en los últimos 30 días.

Los investigadores hallaron que el 8% de los adultos cocinaba la cena una vez o menos por semana y este grupo consumió, en un día normal, 2.301 calorías, 84 gramos de grasas y 135 gramos de azúcar.

En tanto, 48% de los participantes cocinaba la cena seis a siete veces a la semana y consumió 2.164 calorías, 81 gramos de grasas y 119 gramos de azúcar, en un día normal.

Los autores del estudio también hallaron que aquellos que cocinan en la casa más a menudo, generalmente utilizan menos comidas congeladas y son menos propensos a elegir comida chatarra en las ocasiones en que salen a comer.

"La obesidad es un problema de salud pública en escalada que contribuye a otros aspectos más serios de salud, incluyendo la diabetes, la presión arterial elevada y la enfermedad cardiovascular", subraya Wolfson.

"La evidencia demuestra que las personas que cocinan en casa comen una dieta más sana. Mirando hacia adelante, es importante educar a las personas sobre los beneficios de cocinar en casa, identificar estrategias que fomenten y permitan cocinar más en el hogar, y ayudar a todos, más allá de cuánto cocinen, a hacer elecciones de comida más saludables cuando comen afuera", concluyó la autora del trabajo.